Buscar

2013/04/25

Amarse uno mismo

El amor es como una lámpara que tenemos dentro.

Cuando se ama a alguien, se le está dirigiendo la luz de esa lámpara.

Una madre ilumina a su hijo y el hijo responde iluminándola también.

Se siente bien estar bajo esa luz.

Se aprende a buscarla. A hacer cosas para que te amen. Tu familia, tus amigos, tu pareja, los demás.

Aprendemos a hablar de cierto modo, a movernos de cierto modo, a cantar, a bailar y a hacer todo de cierto modo. Del modo en que las lámparas de los demás se dirijan hacia ti y te iluminen.

Porque se siente bien estar bajo esa luz.

Pero en la vida hay problemas. La gente que te ama un día se aleja, se va, o cambia, y ya no te ilumina con su amor. O gente que toma ventaja de que busques su luz, para que le des a cambio algo más que tu amor. Hay desilusión, desconfianza, tristeza, dolor, culpa.

La gente cambia, nosotros cambiamos. Puede ser demasiado difícil que nuestros intereses y los de los demás armonicen siempre.

Buscar el amor afuera te coloca en una posición de dependencia. Demasiado vulnerable.

Además, cada persona es especial. Algo único en el universo. Y no es saludable negar esa propia manera de ser, las propias aspiraciones, los propios sueños, la oportunidad de tu propio destino, todo por buscar constantemente que alguien te ame.

Nos hacemos libres cuando descubrimos que, así como somos capaces de iluminar a los demás con nuestro amor, podemos iluminarnos a nosotros mismos también.

Podemos amarnos a nosotros mismos.

Puede ser un amor espontáneo, como el que uno siente cuando es flechado y se enamora de alguien. Instantáneo, sin explicaciones.

O puede ser un amor voluntario, que surgió porque uno decidió amar, fue cultivando ese amor cada día, y se hizo fuerte como un árbol, que un día te da sombra y cobijo.

Si encontramos que no nos amamos, podemos empezar a amarnos. El amor es algo que aparece cuando lo das.

Si te amas a ti mismo, el amor de los demás es como un regalo. Si te amas a ti mismo, puedes amar realmente a alguien más.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email