Buscar

2013/05/30

Los dos pares

Marta suspira, enojada.
- ¿Qué pasa? -le pregunta María, que ha ido a ayudarla con los quehaceres de la casa.
- Mira -le dice, mostrándole un calcetín rojo y otro azul-, se han perdido sus pares.
Los anuda con fastidio y los tira en una cesta.

Un rato después, Marta vuelve a suspirar, enojada otra vez.
- ¿Qué pasa? -le pregunta María.
- Mira -le dice, mostrándole un nudo hecho con un calcetín rojo y otro azul-, lo encontré en un cajón.
- Qué bueno -le sonríe María.
- ¿Por qué? -pregunta con disgusto Marta-, ¡ahora tengo dos problemas, dos pares de calcetines incompletos!

María la lleva de la mano hacia la cesta y saca el otro par. Marta tarda aún un poco en darse cuenta, mientras María desata los nudos para que ella pueda ver los cuatro calcetines, dos de cada color.

Muchas veces, sin notarlo, hacemos como Marta, contando los problemas sin ánimo de resolverlos. Es aceptándolos que dejamos que se vuelvan parte de las soluciones que hallamos.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email