Buscar

2010/09/28

Caminando

Aunque parezca que nuestro devenir es una recta,
en realidad avanzamos como en espirales,
y de cuando en cuando pasamos
sobre la marca de nuestros propios pasos.

Notamos, a veces, el deja vu,
el sentimiento de volver a estar,
de volver a ser,
aunque sea otro el lugar,
y seamos otros también.

Cada paso que damos puede hacer
más fácil o más difícil
el que demos
cuando volvamos aquí.

El modo en que haces algo
es el mismo que tiendes a seguir
cuando pasas otra vez.

Los hábitos se van marcando,
la práctica va haciendo
más notoria la huella.

Si hacemos algo para cambiar,
será más fácil después
de haber insistido varias veces.

Al saborear cada instante,
al disfrutar cada paso,
la siguiente vez sentiremos
la huella de ese placer.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email