Buscar

2006/03/11

Realidad

Esta noche pasa
igual que otras noches,
con un canto de fantasía
y un silencio de mentira.

Como saber si es verdad
esta respiración.
La siento y vivo por ella,
pero también mi vida
puede ser ilusión.

Cada vez y siempre
es como volver a un pozo
del que no puedo escapar,
un destino solitario
a donde conducen
todos mis intentos.

No importa que tan bella,
no importa que tan cerca,
no importa, no durará.
Igual que siempre se alejará,
igual la belleza se irá.

Siempre traerá una carga
que no podré cargar,
una condición
que no podré cumplir,
una prueba, un acertijo,
que no podré resolver.

Y será mi culpa,
siempre y cada vez,
el no poder alcanzar
las frutas que se alejan de mis manos
y el agua que desciende
para que jamás la pueda beber.

Y será mi culpa,
siempre y cada vez,
el no querer alcanzar
la frutas que se me ofrecen
y ya no quiero intentar probar,
y el agua rozando mis labios
que ya no la quieren buscar.

Cómo saber si es mentira
esta respiración.
Todo parece tan planeado,
pero también mi vida
puede que sea un plan.

Es una carcel quizá
y esta vida el calmante
para esa cruel realidad.
Quizá un goce me despierte,
quizá el amor me libere,
quizá por eso nunca
me abraza la felicidad.

Este día pasa
igual que otros días,
con mi lamento de fantasía
y mi silencio de esperanza.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email