Buscar

2013/08/11

La Solución

Me parece que nos dirigimos a donde nos imaginamos ser con el mismo sentimiento que ahora tenemos.

Nuestros sentimientos determinan a donde vamos.

Si te visualizas feliz, hacia allá te diriges.

Si sientes gratitud por tener algo, llegas a tenerlo.

Los sentimientos que tengan tus hijos tenderán a repetirse en el futuro. Para elegir como esposa quien le haga sentir lo que su madre, o como esposo quien le haga sentir como su padre. Para trabajar en cosas que le hagan sentir lo que sentía entonces. Por eso es bueno que los niños crezcan siendo respetados, amados, que sepan lo que es la felicidad, el amor.

Si reflexionas en diversas situaciones de tu vida, quizás podrás notar que el sentimiento lo habías tenido previamente.

Parece ser que es así. Aunque nos suele distraer la filigrana de las cosas, los hechos, el cómo, lo determinante es la imaginación y el sentimiento. Entonces, de algún modo, el universo, la coincidencias,cosas que están más allá de nuestra ciencia y comprensión, te van conduciendo hacia la prosperidad, el amor, la felicidad que puedes sentir  vividamente ahora.

Si en alguna parte sintieras que das vueltas, como atorado, si tuvieras ira o dolor, parece que el origen es un miedo. La solución es aceptar que existe, amarlo, y confiar en que será lo mejor. Das amor y entonces, de algún modo, sigues adelante.

Posiblemente, al descubrir esto y vivirlo, vaya uno comprendiendolo cada vez mejor.

Tal vez, en el fondo, ya lo sabemos, y simplemente estamos recordando la solución.

2013/08/07

Parece Libertad

Antes, la gente servía a un señor defendiéndole su castillo y tierras. A cambio, él les dejaba vivir en ellas, a su amparo, los organizaba y representaba.

Los tiempos han cambiado. Hoy, la gente trabaja en empresas. A cambio, reciben dinero y recursos para vivir en la nación que ampara,  organiza y representa a esas empresas.

Casi las mismas figuras, con diferente pincel.

2013/08/05

Las mejores leyes

¿Por qué tenemos leyes, normas y reglas?

No es algo que sea realmente necesario,  como respirar,  comer o dormir.

Cuando ocurre un desacuerdo, las opciones son que se pongan de acuerdo en base a un interés común, o que una parte se imponga sobre la otra.

Luego, se puede elegir pelear una y otra vez las mismas batallas. Gastar tiempo y esfuerzo en resolver una y otra vez el mismo problema.
O, se puede notar que hay ciertas victorias más constructivas que otras. Que ciertas soluciones se repiten.

Y también notar que seria bueno tener un registro de esos casos que sirva como ayuda para resolver desacuerdos y problemas con más facilidad.

Así,  las leyes son una expresión de los acuerdos y soluciones que suele usar la gente que ha optado por usarlas.

El ambiente cambia, se presentan nuevas situaciones y problemas, y las leyes van incorporando los nuevos acuerdos y soluciones. Va evolucionando.

Pensemos en las reglas de tránsito. Sería posible vivir sin ellas. Con pugnas en cada cruce. Gastando cada día el mismo esfuerzo, perdiendo el mismo tiempo. O, podemos acordar un orden, quién irá por qué lado, quién tendrá la preferencia en los cruces, poner semáforos, y entonces el tráfico fluye.

Son mejores las leyes que son una expresión de la forma de pensar y vivir de la gente que vive con ellas.

Las leyes copiadas, o impuestas arbitrariamente, se vuelven un problema disfrazado de solución.

Las leyes que no acompañan la evolución de la forma de pensar y vivir de la gente también se vuelven problemas.

Son mejores las leyes están a nuestro servicio, que son herramientas simples, ensamblables, adaptables,  evolutivas.

Las leyes que nos dan alas.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email