Buscar

2017/09/21

Enfrentando el miedo


El miedo es como una ola en la playa.

Con el agua hasta las rodillas ves como va viniendo, bramando fuerte, haciendote sentir pequeño.

Pero, cuando va llegando a ti, puedes ponerte de lado para que sea menos fácil derribarte.

O puedes sumergirte para pasar por debajo.

O puedes saltar, antes de que rompa, y atravesarla.

O puedes correr con ella y dejar que te lleve a la orilla.

Si te enfrentas a una ola demasiado grande, siempre ganará.

Enfrentar tu miedo no significa ir temerariamente hacia la ola.

Si lo haces, te podrá derribar, una y otra vez, antes de que puedas llegar a dónde quieras, si llegas.

Enfrentar tu miedo significa que lo aceptes. Y que mires más allá de él.

Que aprendas a ser amigo de la ola, mirarla de frente, entenderla, atravesarla, pasar debajo, esquivarla o ir con ella, según la oportunidad.

No hay que huir de las olas, ni darle nunca la espalda al mar.

Hay que ser amigo de las olas.


Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email