Buscar

2017/09/05

Relaciones virtuales


El ser humano es una especie social pero, en la ciudades, el comportamiento civilizado nos impone inhibir mucho de nuestros impulsos sociales.

No podemos estar tan cerca a alguien como quisiéramos. No podemos rechazar a alguien como quisieramos. Se debe hacer de modo civilizado.

Pienso que mucho del sufrimiento actual se debe a que las reglas civilizadas que se han ido tejiendo a lo largo del tiempo no han respetado ni buscado estar en armonía con nuestros instintos sociales naturales. Se impone al pueblo un comportamiento social arbitrario y se espera que lo sigan. Luego hay que hacer mecanismos de vigilancia. Luego mecanismos de juicio y castigo. El sistema de control que todos ayudamos a mantener.

Ahora la tecnología permite que podamos relacionarnos de nuevas maneras. Podemos acercarnos mucho a gente que no está a nuestro lado. Podemos aislarnos de la gente que está a nuestro lado. Podemos elegir la gente con la que queremos socializar.


Antes no había más opción que tratar de llevarse bien con quienes la fortuna te puso a tu lado. Es un arte que no todos dominan, como la experiencia demuestra. Para muchos es más facil socializar sin la presencia física de la otra persona.


Quizás no es que la presencia física no importe, sino que se ha vuelto una condición demasiado costosa de mantener. Tener la ropa aceptable, la voz aceptable, el cuerpo aceptable, la presencia aceptable, puede ser más facil en un mundo virtual que en el real.


Podemos juzgar esto todo lo que queramos. Quejarnos por lo diferente que está siendo la realidad con el mundo que nos enseñaron a ver como correcto.

O podemos tratar de ver y escuchar qué es lo que está pasando. Y tratar de entender por qué.

Quizás lo anormal es simplemente la respuesta normal a situaciones anormales.


Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email