Buscar

2011/03/17

Sueño y realidad

Algunas veces, al soñar, aparece de manera clara, tan simple, aquello que despiertos es difícil de entender.

Y, en el instante que dura el despertar, aquella conciencia se va, como agua escapando entre los dedos.

Antes, tan real, tan palpable. Ahora, ni siquiera un recuerdo o, tal vez, la pizca de un recuerdo.

Algunos dicen que son ilusiones.  Pero que tal si es esa la verdad y este el engaño.

Que se ha educado nuestra conciencia para que aprendamos a no ver lo que nuestro subconsciente nos muestra cuando ella duerme.

Que la verdad es simple, y es nuestra conciencia quien la nubla y distorsiona, como un cristal de fondo de botella que usáramos para contemplar el mundo.

Que el tiempo mismo es una ilusión. Que, en cada plano, ya todo está. Que no se ha desvanecido el pasado ni está por formarse el futuro. Que, simplemente, todo es.

Que estamos leyendo las letras de la novela de nuestras vidas, imaginando que hemos escrito cada palabra que acabamos de leer, e imaginando que tenemos el poder de escribir la siguiente.

Que imaginamos que escribimos una vida que, realmente, sólo leemos, incluso dándole a esas secuencias de letras, a esas manchas de tinta, un sentido y un orden que sólo existen en nuestra conciencia.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email