Buscar

2020/03/28

Overkilling, overreacting... cuando la lógica es una víctima

😱💪😷

Actualizado: 2020/03/29

La reciente situación de cuarentena (por el famoso Coronavirus COVID-19) obligada por casi todos los gobiernos, me trae a la memoria casos de reacción exagerada o actuación exagerada que he contemplado en mi vida.

Mi experiencia es que suelen tener gato encerrado.

Según se sabe, los casos empezaron en Wuhan, China. Y que puede deberse a un contagio cruzado de animal hacia humano. Que quizás por comer murciélagos (que al parecer es costumbre por ahí). Pero la discusión de origen parece ser más un distractivo.

La velocidad de propagación del virus parece ser alta. Así que para evitar contagiarnos, están obligando a todo el mundo a encerrarse en sus casas. Literalmente. Algo inédito en la historia de la humanidad, me parece.

Bueno, para una reacción de ese calibre, uno podría suponer que contagiarse del virus es super mortal.

-- Claro que sí -responden de prisa- ¡letalidad de 3%... y deja de estar cuestionando tú, que la comparas con la gripe y su 0.1%!

Lo cierto es que no es tan claro. Da mucho que pensar la forma en que están llegando a ese 3% y la interpretación que le dan a esa cifra en los mensajes a la población.

Ese 3% se está obteniendo dividiendo simplemente el número de muertes entre el número de casos reportados. Pero puede que el numerador de esa división no sea tan alto, y que más bien lo sea el denominador.

Porque es técnicamente posible que la prueba de COVID-19 arroje falso positivo para enfermos de pulmonía o de otras cepas similares de coronavirus. Eso da un conteo de muertes mayor que el real.

Y como la enfermedad producida por el COVID-19 no es igual de grave para todos, muchísimas personas podrían haberla superado, como cualquier gripe, sin haberse dado cuenta, o sin haber tenido la oportunidad de ser analizados, y sin que las hayan contado. Lo cual es comprensible porque la prueba es costosa y prácticamente solamente disponible en entidades públicas.

Así que es cuestionable el conteo por el que se llega al 3%. De hecho, cada vez que refinan la cuenta va bajando.

Por otro lado, se toma el 3% como una bandera para atemorizarnos. Y parece que está fuera de contexto. Si no lo analizas, parece que es verdad. Pero si vez más de cerca, parece una falacia.

Es decir, algo que parece verdad pero no lo es.

Este 3% se muestra a veces como una probabilidad de que la gente muera: "Si hay 100 contagiados por coronavirus, 3 morirán". No es cierto. Por ejemplo, desde el inicio de la crisis, no hay ningún niño menor de 10 años entre las víctimas mortales. Así que si las 100 personas son estudiantes de primaria, nadie morirá.

Lo que el 3% significa, es que si tuviéramos 100 individuos contagiados, y con las mismas proporciones de edad que la población mundial afectada, 3 de ellos morirían. Pero las proporciones de edad de cada país son muy distintos. Hay más ancianos en Asia y Europa que en Sudamérica, por ejemplo. Es decir, las muestras reales de 100 individuos, en cualquier país, son diferentes a los que la cifra universal supone. Así que se necesita reelaborar mejor el índice, multiplicarlo por un factor de corrección según zona geográfica, para que sea un indicador fiable para tomar decisiones.

Para el caso de la población entre 10 y 40 años, el indice de letalidad es un uniforme 0.2%. Eso significa que si hay 1000 personas que usualmente trabajan, 2 de ellas tendrían complicaciones y morirían. Lamentable, pero más o menos como ocurre con la gripe usual (y sin aplicar un factor de corrección para la estimación, que podría dar un resultado incluso más bajo).

La gripe usual puede tiene una mortalidad entre 0.05% y 1%. Típicamente, entre 500 mil y un millón de muertes cada año (entre 40 mil y 80 mil por mes). Como contraparte, el promedio mensual de muertes por el COVID-19 desde enero, es actualmente de 10 mil.

Esto más parece indicar que el COVID-19 fuera un subconjunto dentro del total de gripes esperado cada año. Solo que esta vez resaltado porque se asume que es un virus nuevo y hay una prueba que la detecta. Además de una potencial vacuna salvadora (?) que los gobiernos estarían obligados a adquirir.

Su comportamiento en Asia y Europa ha mostrado que los principales vulnerables son las personas muy mayores, con problemas respiratorios, u otras dolencias que afecten su sistema inmunológico. Es decir, como la gripe usual.

Hemos tenido años con gripes con una letalidad del 8%. ¿Por qué entonces no hubo cuarentena? ¿Por qué no hay cuarentena cada año debido a la gripe?

Se dice que porque esto es nuevo y merece todas las precauciones.

Pero no es ese el comportamiento más eficaz. No es eficaz tratar de detener una ola que no se puede detener. Ni tampoco sumergirnos todos ante cada ola sin atrevernos a enfrentar ninguna.

¿Cuál es el nivel que debe tener un sistema inmune para soportar al COVID-19? ¿Podemos hacer algo para mejorar la respuesta de la población vulnerable? ¿Es razonable aislar a quién no necesita ser aislado? ¿Es razonable aislarse, a un costo tan alto, de algo que tiene tan baja probabilidad de ser evitado, y un costo tan bajo en caso sea contagiado?

No creo que estén todos en pánico y pensando menos. No creo que falte en los gobiernos, la prensa, y las instituciones médicas gente capaz de hacer frente a una argumentación débil. ¿O quizás sí? ¿Por qué entonces todos caemos fácilmente víctimas de una especie de terrorismo médico/gubernativo/mediático?

El uniforme 0.2% de letalidad, para la gente en edad de trabajar, lo hace similar a una gripe común. Podríamos continuar trabajando y estudiando, y todos los esfuerzos ser mejor orientados en atender a la población vulnerable. Mucha gente se sentiría más aliviada. Pero no lo publican. ¿Será para que no reste fuerza a las medidas que los gobiernos estan tomando?

Hay gobiernos que están resistiendose a dictar una cuarentena. Creo que son buenos grupos de control para contrastar lo eficaz, o no, que haya resultado el aislamiento social general y todas estas restricciones, cuando la crisis termine.

Y así estamos, huyendo de un contagio como si nos condujera a quién sabe qué. Los números muestran que es como una gripe común. Como el perro de siempre, sólo que corre más rápido, por todos lados, dando mordiscos. Algunas asustadas ovejas del rebaño dicen que podría ser un lobo. Así que mejor nos encierran a todas, dice el pastor.

¿Habrá gato encerrado? O lobo oculto, piensan muchas de las otras ovejas, sin hacer mucho aspaviento. Mientras, miran con atención al pastor y sus perros. No vayan a ser ellos los lobos disfrazados.


Referencias



Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email