Buscar

2016/03/19

La felicidad está en nuestro mundo propio

La felicidad es una experiencia propia. Otros pueden decir que  eres feliz o que no lo eres, pero que lo seas es algo tuyo. Puedes decirles que eres feliz o que no lo eres, pero tú sabes la verdad.

La felicidad viene con las cosas que hacemos para construir nuestro mundo propio. Puedes construir un gran reino a vista de los demás, pero lo que importa es lo que construyes para ti mismo, porque solo tú sabes la verdad.

Cuando ayudas al necesitado, apoyas al débil, cuando curas, cuando pones luz, es una declaración a ti mismo de lo que es importante en tu mundo propio. Cada cosa que haces le agrega algo más. No importa que a vista de los demás sea grande o pequeño porque solo tú sabes que tan grande o pequeño es tu corazón. Solo tú puedes sentir la felicidad que te da.

Cuando aceptas el dinero o el poder a cambio de la libertad de hacer lo que amas, estás renunciando a esa parte de tu mundo propio. Hay muchas personas que trabajan mucho y se esfuerzan por encontrar alguien a quien venderle lo que construyeron con amor. Aunque todo el mundo puede decirles que son felices porque lo parecen, porque los admiran, no sienten felicidad cuando descubren el vacío que les quedó.

Admirados artistas cantando desde una jaula. Renombrados científicos cargando un arnés.

Hay felicidad en el canto desde el corazón para tu mundo propio. Hay felicidad en la libre exploración para tu mundo propio. Hay felicidad cuando construyes con amor tu mundo propio.

2016/03/11

Lo legal no siempre es lo justo

Las leyes injustas, por mal dadas o mal ejecutadas, no ayudan a construir un país sino que lo deterioran.

Las leyes así se vuelven como una choza vieja que ya no da ninguna protección. Podríamos vivir mejor, pero hay quienes se aferran al pedazo de sucio suelo en el que se han acostumbrado a vivir y agarran a palos al que parezca que quiere cambiar su mundo.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email