Buscar

2012/04/14

Administrar a la gente

De una conferencia de Masa Maeda sobre uso de metodologías agiles en administración, me quedaron algunas ideas que se han ido desarrollando en mi cabeza :-)

Cuando se es promovido a un puesto en el siguiente nivel de una organización, hay que entender que lo que se tiene que promover no es sólo el nivel del título, sino el nivel del manejo y las responsabilidades.

Ya no se ocupa uno en hacer directamente la tarea, aunque pueda hacerlo, y quizás mejor, sino en que otras personas puedan hacerlo del mejor modo del que sean capaces de hacerlo. Hay que administrar a la gente y dejar que ellos administren la tarea.

Cuando se insiste en seguir haciendo la cosa, ocurren problemas de subadministración.

El sobrecontrol ocurre cuando se utiliza a las personas para hacer la tarea, en lugar de ayudarlas a que ellas lo puedan hacer.

El subcontrol ocurre cuando se descuida el manejar a las personas por hacer uno mismo la tarea que ellas podrían hacer.

Igual que no se puede ver claro cuando se está dentro de una nube de polvo, sino que hay que buscar un sitio elevado y algo distante para contemplar mejor la situación, tampoco se puede administrar con claridad si se insiste en permanecer en el nivel que se tiene que supervisar.

La subadministración puede ocurrir también en el hogar. Padres que insisten en vivir a través de sus hijos las experiencias que ellos tuvieron o quisieran haber tenido. Padres que quitan a sus hijos la oportunidad de que hagan las cosas por sí mismos, en un afán perfeccionista, sin comprender que fallar y recuperarse es el único camino para aprender y adquirir seguridad. Padres que creen que tienen que construir a sus hijos cuando lo que tienen que hacer es apoyar, facilitar, confiar y dejarlos crecer.

Quizás sea que los padres no ha terminado de madurar y tienen un asunto no resuelto con sus propios padres, y buscan de algún modo inconsciente resolverlo usando la vida de sus propios hijos en el proceso. Tal vez sea buena idea enviarlos a resolver sus asuntos con quienes les corresponde.

De modo similar, puede ser que el deseo de una persona por hacer las tareas de la gente a la cual debería servir como facilitador, es que no ha madurado en el puesto que antes desempeñó o hubiera querido desempeñar. Tal vez sea buena idea enviarlo a resolver esos asusntos pendientes antes de promoverlo.

Pastor de hombres

El sistema suele usar los medios para mantener a las ovejas en el redil.

El mensaje de las noticias de cada día suele ser: "el mundo está más allá de tu control (así que lo controlará alguien más)".

Si estás bien encajado en el status quo, probablemente te sientes cómodo aceptando las noticias. Reafirman tu pertenencia.

Si, en cambio, te sientes cansado de noticias respecto a las que nada puedes hacer y buscas algo diferente, como dejar de oírlas, posiblemente tengas también alguna cosa que no encaja en el sistema. Debe haber algo que no puedes entender, o que no te convence. Algún transtorno de aprendizaje o emocional, nervioso o físico. Algo que te haya sido diagnosticado por alguna autoridad mejor encajada en el sistema. Quizás sea que vivimos al borde, y de cuando en cuando vamos y venimos por la cerca, probando otros prados (y descubriendo que no somos los únicos). Hay un mundo allá afuera.

Aunque nos comportamos como ovejas, la realidad es que somos como los humanos que nos pastorean. Somos iguales. Sólo hay que comprender el truco. Podemos ser su rebaño o podemos pararnos en dos patas y dejar de serlo. Somos más. El mundo puede estar bajo nuestro control. No importa que nos convenzan de lo contrario cada día.

Ideas sobre evolución

Supongamos individuos con la directiva de buscar su supervivencia (¿puede ser otra?).

Un grupo de estos individuos puede determinar, además, una consciencia colectiva (¿qué se requiere para eso?), que puede tener también la directiva de buscar su supervivencia (¿puede ser otra?).

Cuando un individuo hace algo, está influenciado tanto por sus propias directivas como las del grupo del cual forma parte (¿puede un individuo formar parte de más de un grupo?), y también de los individuos de los cuales es, a su vez, grupo.

A veces, los individuos pueden realizar actos que sacrifican la propia supervivencia en favor de la supervivencia del grupo. Por ejemplo, las madres por los hijos, y las abejas obreras por la colmena.

La consciencia grupal no es necesariamente consciente de las consciencias individuales.

Los grupos, a su vez, pueden ser considerados como individuos de otros grupos.

¿Será que es así de simple y sólo somos entes buscando nuestra supervivencia, formados por entes que también lo son, formando entes que también lo son, en una especie de naturaleza fractal?

Leí que la evolución ha sido capaz de responder la pregunta de por qué estamos aquí. Que somos el vehículo que nuestros genes han desarrollado para poder sobrevivir. Pero, me parece, eso no hace sino patear la pregunta un poco más allá. ¿Por qué están aquí nuestros genes? ¿A dónde quieren llegar?

Se me ocurre que, cuando se analiza una cuestión, es importante considerar el contexto como individuo, el contexto del grupo del que somos parte, y también el contexto de los individuos que nos forman. Parte de la respuesta que buscamos pueden estar en cada uno de ellos.

2012/04/03

Magia y Dioses

"Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada
es indistinguible de la magia." -- Sir Arthur C. Clarke

Regando el jardín mientras mi gato me observa tras la ventana, veo que en una maceta hace falta agua. Así que traigo un recipiente vacío hasta el extremo de la manguera, voy al otro extremo y abro la llave. El agua va hacia el recipiente y lo llena.

Mi gato observa todo y parece como si se preguntara cómo suceden esas cosas y por qué no puede hacer él algo así.

Hay ciertas secuencias de causa y efecto que ellos pueden manejar (lo suelo observar tratando de controlar con su patita el chorro que sale cuando riego). Secuencias más complicadas pueden ser manejadas por cuervos, monos, delfines... humanos.

Algunos suelen decir que no es necesario Dios para explicar el universo.

Hay algo de pretencioso en eso, porque el universo aún no está totalmente explicado (en verdad crees que lo esta?) ni las explicaciones son totalmente seguras (en verdad crees que lo son?). Con cierta frecuencia aparecen observaciones que obligan o a negar las observaciones o a revisar las viejas explicaciones.

Por otro lado, así como cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia, podríamos considerar que cualquier forma de pensamiento lo suficientemente avanzado puede ser indistinguible de un dios. Entonces, pretender que nuestra forma de pensar alcanza para explicar el universo es suponer que somos el top de todas las formas de pensar, que ya no hay nada mas. ¿No es eso pretencioso? ¿No es ademas limitante? ¿Que tal si hubiera una forma de vida que aun no podemos identificar pero tuviera una forma de pensar mas avanzada? Ciencia ficción. Quizás, pero si dejamos la forma y atendemos lo que quiere decir la pregunta, ¿no es interesante? ¿Basados en qué podemos suponer que nuestro pensamiento no sea sino una simple balsa con la que, ingenuamente, suponemos podemos recorrer todos los océanos?

Puede ser que la ciencia que tenemos ahora es simplemente insuficiente para explicar las cosas. Hace dos mil años lo era, aunque habian explicaciones (hoy descartadas) para su universo. ¿Estaremos en lo correcto al suponer que no es nuestro caso y que en dos mil años más la ciencia no habra descartado varias de nuestras explicaciones actuales? ¿No era acaso (con el perdón de la palabra) un poco pretencioso hace dos mil años que un filosofo griego supusiera que la verdad era lo que tenían en ese momento? ¿No es acaso pretencioso que pensemos del mismo modo ahora?

Si podemos imaginar que nuestra capacidad de realizar procedimientos largos y elaborados nos convierte en dioses ante nuestras mascotas, tal vez también podemos imaginar que hayan formas de pensamiento más elevadas y sean esas las que, más a menudo de lo que quisiéramos admitir, nos hacen sentir como mascotas o bichos salvajes (¿ha sentido alguna vez, directamente, el poder de la naturaleza?).

Quisiera insinuar algo más. Si los humanos desapareciéramos de pronto, nuestras mascotas heredarían lo que construimos y morarían en ellas mientras se volvieran ruinas. Quien sabe, quizás luego de mucho, mucho tiempo de hacerlo les encontrarían cierto sentido, ciertos detalles particulares y misteriosos. Y se preguntarían cómo es que sus antepasados pudieron construir esas ruinas monumentales y con qué finalidad.

Quizás, como hacemos nosotros ahora, encontrarían ridículo suponer que lo hiciera alguien más. Porque cualquier explicación que requiera una tecnología lo suficientemente avanzada, y una forma de pensar lo suficientemente avanzada, es indistinguible de la fantasía.

Más artículos

Archivo del Blog

Siga este Blog

Seguir por email